Pestañas

martes, 16 de abril de 2013

Calendario de pared

Este calendario es ideal para un aula de primaria o para la habitación de vuestros hijos. Puede servir como su "primera agenda" ya que comenzarán a anotar sus primeros compromisos en él, como los cumpleaños de sus compañeros o familia o sus exámenes de la escuela. Por esto, la vista del calendario está cada dos meses, ya que una planificación de más de dos meses es rara e inútil para los niños. Sin embargo, para los niños muy pequeños sería oportuno utilizar solo un mes.

Es una buena forma de enseñarles a organizarse y de dar protagonismo a sus eventos. Está hecho en su totalidad de goma eva por lo que su peso es mínimo y os permite colgarlo de cualquier tipo de clavafácil, chincheta (en el caso de colgarlo en algún corcho), o de cualquier elemento que sobresalga en una habitación, por ejemplo de una balda de estantería ( en el caso de que no os interese hacer agujeros en la pared).


  • El calendario consta de, una gran hoja de goma eva (mismo tamaño que las cartulinas) de color amarillo y una hoja de goma eva verde que sobrepasa el tamaño de dos hojas A4 y que pegamos sobre la primera.
  • El título está hecho con recortes de revistas pegados sobre un trozo de goma eva verde, que como véis, sigue el contorno de las letras.
  • Haced una cuadrícula en rotulador negro que os sirva como plantilla para todos los meses, podéis añadir incluso los nombres de los días de la semana. No perdáis esta hoja puesto que conforme vayan avanzando los meses la iréis fotocopiando. Para que os sirva en todos los meses del año, debe tener siete columnas y seis filas (incluyendo la primera que sirve para escribir los días de la semana)


*Es una buena idea que sean los propios niños los que, mes a mes, vayan añadiendo en las cuadrículas los números de los días y sean conscientes que donde acaba el mes anterior debe empezar el siguiente.


  • Así pues sobre la hoja verde de goma eva añadimos dos cuadrículas correspondientes a dos meses. Sobre la foto, están sujetos con clips pero otra solución sería utilizar velcro.
  • Los meses del año, están hecho sobre rectángulos de cartulina amarilla y escritos con un rotulador azul. A los niños les gustará a escribir ellos mismos sobretodo porque una vez que plastifiquemos esas tarjetitas con los meses, irán viendo su letra año tras año y eso les resulta divertido.

En definitiva, los niños llegan a la escuela y muchas veces les cuesta adaptarse al ritmo de la agenda, la planificación y los deberes. El calendario de pared puede ser un buen comienzo para mitigar estos problemas de inicio.







 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me alegrarán el día y me animarán a seguir creando:)