Pestañas

jueves, 11 de abril de 2013

Lo antiguo nunca pasa de moda

¿Nunca habéis querido darle un toque antiguo a vuestras manualidades, restauraciones o tarjetas? Hoy os voy a enseñar una técnica sencillísima que mi madre me enseñó en mi época escolar.
Debía hacer un trabajo sobre la Edad Media, por lo que darle a la portada un toque antiguo parecía un detalle idóneo.
En la portada de "la vida de los castillos"



  • En primer lugar, quemamos una cartulina blanca por los bordes con la ayuda de un mechero. El tiempo de exposición al fuego es variable ya que depende de como quieras dejar los bordes.
  • A continuación, intentaremos oscurece el papel poniendo el mechero debajo de papel a una distancia de unos 10 centímetros. (Esta es la parte más delicada porque nunca sabes cuánto tiempo aguantará el papel, lo ideal es que se oscurezca pero sin llegar a quemarse).
  • Respecto a los rótulos, escogimos la fuente de Word "CAC Valiant" y la imitamos con el mensaje que nos interesaba. 
  • Además, añadimos un detalle muy especial:  igual que en aquella época cerraban los sobres con un sello de cera; quemamos una barra de cera roja sobre el papel, cuanto se forma un pegote se aplasta con un sello, o nosotros por ejemplo utilizamos una moneda.
  • Por último, utilizamos un trozo de hilo de papel o de cuerda y lo pasamos a través de dos agujeros para juntar todo el trabajo.

En cuanto al trabajo del camino de Santiago, utilizamos un papel corrugado dorado que se asemeja a las imperfecciones del papel de antaño. El problema de este papel es que es más complicado escribir por lo que utilizamos otro tipo de fuente. Aún así, no hemos desechado la ideal del tampón de cera.


Este estilo antiguo, lo podéis aplicar a cualquier tipo de manualidad con papel :)
Espero que os haya gustado y que le deis vuestro toque personal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me alegrarán el día y me animarán a seguir creando:)